martes, 1 de enero de 2008

REPASO SIN IRA

Hay que reconocer que durante cuatro años nos han "extendido" los derechos ciudadanos, Ley de Igualdad de Género, que no puede evitar el maltrato, Ley de Matrimonios entre personas del mismo género, que oficializa, y no es poco, pero solo eso, lo que la realidad social ya practicaba, Ley de Dependencia, infra dotada económicamente y al albur de su aplicación por cada una de las comunidades autónomas, Cheque-bebe, que no discrimina en función de la capacidad económica de la familia a la que llega el bebé, y alguna que otra más de carácter tan declamatorio como de escaso calado social, si se atiende a los colectivos a los que beneficia y a la cuantía con que lo hace.
A cambio, ellos, deberían reconocer que la fiscalidad ha soportado un claro y contundente desvío a favor de los que menos aportan a las arcas del estado, lo que más tienen; han de reconocer que las rentas salariales han perdido capacidad adquisitiva mientras que las rentas del capital presentan incrementos escandalosos; han de reconocer que los superávits de la seguridad social se están dedicando mayoritariamente a amortizar deuda, no a revertir en aquellos que lo han generado, los trabajadores y los pensionistas; han de reconocer que han protegido y por lo tanto impulsado y amparado la especulación de un bien que constituye, este sí, un derecho básico reconocido en la Constitución, la vivienda; han de reconocer que han puesto todo su interés en defender un sistema de distribución de la mucha riqueza generada que es injusto, por ser cicatero con el débil y complaciente con el fuerte; han de reconocer que su posicionamiento respecto a la defensa del medio ambiente ha sido tan timorato como contradictorio; han de reconocer, también, que el conjunto de sus actuaciones de carácter económico y laboral han propiciado una situación de dependencia social por la cual la libertad individual, laboral y económica, no existe para la inmensa mayoría de la juventud española; han de reconocer que han facilitado, con la complicidad de unos sindicatos podridos, el establecimiento de un sistema de esclavismo laboral que ni tan siquiera sirve a objetivos de innovación y competitividad internacional.
Han de reconocer que la cortina de humo que le prestamos aquellos que reconocemos algunos tímidos aciertos sociales, cortos y de limitada implantación, es la que les sirve para, a los peores "ciegos y sordos", los que lo son de forma casi voluntaria, mantenerlos en su minusvalía intelectual, mientras el aquelarre económico de estos años lo comparten, si, lo comparten algunos de ellos con los poderosos del ladrillo y de la banca.
En el inicio de este nuevo año hay que preguntarse si el balance de su acción política, en la gestión del gobierno y en la gestión del partido, corresponde a gente legitimada para mantener en su haber las siglas PSOE.
Mi respuesta es rotunda. NO.
Nunca gente de izquierda hubiese dejado pasar cuatro años de magnificas ocasiones para hacer más fuerte, equilibrándola, a esta nuestra sociedad española.
Nunca gente de izquierda hubiese regido ese partido de forma tan tiránica e ilegal.
A Sabina le robaron el mes de abril, a la gente de izquierda nos han robado muchos años de ilusión y la única herramienta que puede abrir la puerta a la igualdad.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que no has dicho ni la tercera parte, el poder judicial da pena, con el tribunal constitucional bloqueado, los Albertos sin ir a prision, Y Botín yendose de rositas con el fraude de las cesiones de credito porque no interesa a los politicos que la Justicia funcione. Y que me dices de las SICAVS (Sociedades de inversión colectiva) que solo pagan un uno por ciento de los beneficios. Creo que vives en un mundo muy bonito pero la realidad es mil veces peor. Un socialista desengañado.

Candido Fernandez dijo...

Creo que entenderás que no haga repasos exhaustivos, ya que esto de por sí para muchos les puede resultar un coñazo. Dicho lo cual estoy contigo en lo que señalas y muchas cosas mas de ese mismo sentido.
Mi propuesta, votar con la papeleta del Psoe escribiendo algo, anulada. Salud.