lunes, 31 de diciembre de 2007

ENTRE DOS AÑOS

Es el día en que todo pretencioso que por tal se tenga, hace su balance de lo que ha sido el año que acaba y predice, augura e incluso hay quien asegura lo que será el año entrante.
Como también tengo mi dosis, quisiera que escasa, de petulancia, caeré brevemente en la tentación.
2007 ha sido para mi el año de mi meditada, postpuesta, reconsiderada y finalmente realizada ruptura con las direcciones del Psoe mediante mi baja como afiliado. En forma alguna he roto, ni romperé, con aquellos militantes honrados, firmes en sus valores y sacrificados con los demás, que siendo conscientes o no de la catadura de quienes les dirigen, permanecen en un partido que no es ni parecido con lo que antaño fue. Por esta misma razón en este año he reencontrado a familia, antiguos amigos lejanos de la política y a decir de ambos, hasta he reencontrado el buen humor.
También he reencontrado en este año que acaba a los rencorosos y vengativos que en el plano laboral pretenden cobrarme lo que en el plano político ni saben ni pueden. Y como de todo se puede sacar algo positivo, se han manifestado tales cuales son muchos a los que tenia equivocada la etiqueta. Ruines y miserables acomodados en las prebendas de la política, si son lo suficientemente vasallos como para ejecutar las ordenes de vicarios del poder que se deben haber sentido muy ofendidos por los planteamientos politicos este humilde e insignificante ex-militante. O sea que también en estas "vendettas" hay enseñanzas.
En el terreno político no personal, este 2007 ha sido el año de las traiciones.
Gente de la ejecutiva del PSM traicionó a Simancas, también Zapatero le traicionó al exigirle la dimisión cuando alguien responsabilizó del desastre electoral madrileño al "visir" Sebastian. A su vez, Simancas traicionó a los suyos procurándose presencia en las listas electorales próximas. Tomas Gomez, se traicionó a si mismo al desdecirse de aquel... "mi compromiso es con Parla".
Y a nivel nacional, lo resumiré en una sola frase: en fiscalidad, en gasto social, en transparencia en la gestión, en información veraz, en distancia a los poderosos, en proximidad a los débiles, en coherencia territorial, en igualdad de derechos ciudadanos, en austeridad, en ejemplaridad, en todo esto..... Zapatero ha traicionado a todos.
Por lo anterior, para el próximo año solo pido, solo me pido, que lo poco o mucho que cada uno podamos hacer para que la izquierda recupere al Psoe, lo hagamos sin tener en cuenta cuanto de personal nos va a costar el esfuerzo. Merece la pena.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias a Dios tenemos a los verdaderos socialistas como tú para mantener el tarrito de las esencias.

Este post ¿es una nueva ficha para el debate electoral de Gallardón?

Te sigues cubriendo de gloria, Candido.

Besitos.

Candido Fernandez dijo...

Desde luego quien jamás se cubre de gloria es quien esconde su cobardia tras el anonimato.