jueves, 13 de mayo de 2010

EL MENSAJE OCULTO DEL ZAPATERAZO

Vayan por delante mis disculpas por los errores que en mi análisis de ayer, a los ojos de algunos, pude haber cometido, y junto a estas disculpas, otra más correspondiente a la petulancia que a continuación voy a cometer, el vanagloriarme de haber acertado en mis teorías a los ojos de la mayoría que hoy opina respecto al “zapaterazo” de ayer.
Sabido ya que la situación de la economía española es idéntica que la griega y que por eso los especuladores la han atacado a fondo, hasta el punto de asustar a la derecha europea, que teme por su euro, y hasta el extremo de que esta, Merkel y Sarkozy, han acudido a Obama rogándole que le apriete las tuercas a su “hooligan” Zp. Por eso estimo conveniente y hasta necesario el valorar lo que los progresistas, sector política y sector prensa, hoy se niegan a hacer, qué repercusión real tendrán las medidas adoptadas en la economía real del país, en la generación de empleo, en el incremento de la actividad económica, en los ingresos fiscales, en la balanza comercial, etc, etc, es decir, en todos los factores que hacen que España esté sumida en la mas profunda crisis económica y social de los últimos treinta años.
Para ello es necesario acudir a los números, y les prometo que no serán muchos.
En primer lugar unos cuantos números de carácter general que nos servirán de referencia para cuantificar y cualificar los que del “zapaterazo” se derivarán.
El valor a precios de mercado del producto interior bruto de la “confederación autonómica española” en el año 2009, último del que se conoce este dato, fue de 1.051.151 millones de euros. A 10 de marzo de 2010 la Deuda Pública bruta alcanzó los 440.152 millones de euros, lo que representa el 41,87 % del PIB.
Si atendemos a los Presupuestos Generales del Estado para este año 2010 aprobados por las Cortes, observaremos que el Capitulo 1 el que provee el pago de salarios a los funcionarios de la Administración Central asciende a la cantidad de 33.818,08 millones de euros. El Capitulo 6, el que recoge las previsiones de gasto considerado como inversión real está dotado con 12.273,45 millones de euros. Por último, en lo que respecta a los PGE, indicar que en ellos se contempla unas necesidades de financiación por valor de 112.395,95 millones de euros que se podrán ingresar mediante la emisión de deuda publica, déficit presupuestario que representa el 10,69 %.
Primeras conclusiones numéricas: A 10 de marzo la deuda publica española tenia el nivel mas bajo respecto al PIB nacional de todos los países del euro, esperándose que para el 31 de diciembre de 2010 esa deuda alcance los 552.548 millones de euros si se ha colocado en el mercado de la deuda los 112.395,95 millones previstos en el PGE, con lo que la deuda publica española alcanzará a esa fecha el 52,56 % del PIB español. Con lo que continuará siendo la mas baja del entorno económico europeo.
Por otra parte ya sabemos que lo que nos están vendiendo como imprescindible no es tanto la reducción de la deuda publica, como la reducción del déficit presupuestario, que como antes se ha expuesto se cuantifica en 112.395 millones de euros en este año. Pues bien lo mas interesante viene ahora. El saber como van a incidir en la disminución del déficit las medidas de “ahorro” del zapaterazo.
Para empezar, la rebaja del 5 % en los salarios de los empleados públicos de la Administración Central del Estado partir de junio alcanzará la increíble cifra de 33.818,08 x 0,05 / 2 = 845,45 millones, cantidad que a su vez representa el 0,75 % del déficit presupuestario.
El resto de los ahorros previstos para este año se cifran en 300 millones que dejaran de recibir los países mas depauperados, 400 millones euros que el gobierno supone que ahorrarán las comunidades y los ayuntamientos y 3000 millones que dejará de gastar este año en inversiones, en total unos 5000 millones de euros que representan el 4,44 % del déficit previsto, el cual representará, de cumplirse todas estas previsiones, el 10,21 % en lugar del inicialmente previsto del 10,69 %, rebaja que aplicada sobre la totalidad de la deuda prevista a final de este año supondrá que esta, en vez de llegar al ya citado 52,56 % del PIB, se quedará en el 52,09 %.
Como se ve “grandiosos” logros económicos que despejaran el futuro económico y financiero español.
Sin ironías, ni que decir tiene que tales logros para nada incidirán positivamente ni en la generación de empleo, ni en el incremento de la actividad económica, más bien al contrario, ni en los ingresos fiscales, ni en el incremento de la demanda interna, solo tendrá repercusión en el subconsciente colectivo que acabará aceptando la victoria de los que han provocado la crisis.
Ese mensaje poco oculto pero no enunciado, la lectura real que públicamente no se quiere hacer es que el capital internacional, el especulativo y el otro, el depredador, han acabado por imponernos el coste de su victoria, y como España no tiene con qué pagar sus deudas, se aseguran con esta imposición la supeditación política, social y económica, ya que para mi, en “roman paladino” nos han dicho: “Vds,. los españoles, progresistas o franquistas, no pretendan cambiar de la división económica en la que les permitimos jugar, resígnense a jugar en la segunda división de países capitalistas, y acepten que los derechos ciudadanos y la dimensión del estado están sometidos a autorización previa del mercado”.

Y lo peor, a decir de Felipe González, pudiera estar por llegar.

3 comentarios:

Alejandro dijo...

La solucion es termina con el imperio de la "City of London". Botin y ZP van juntitos ... El gran problema de la city of London es lo que dijo Botin cuando rindio las cuentas del Santander: Que el banco tubo ganacias este año ( del ejercicio del anterior), pero sin embargo, el próximo año va a tener que hacer el "write-off" de todas las hipotecas que son basuras. Es decir, el estado español, en realidad la EU, ha estado comprando esas hipotecas basura para que los bancos luscan como si fueran "el gran negocio". El problema se acrecenta con los SIV y otros productos financieros. Pero sin desviarse del tema, lo que ZP hace es una transferecia de la riqueza de la clase media a los bancos a cambio de la basura de hipotecas y otros productos financieros.

Ahora, esto va a terminar muy mal, por que estos recortes van a seguir y va a tener un costo en VIDAS. Hay que prepararse para RIOTS y similares. Pero la gran causa de toda esta cosa fue la abolicion en 1994 de Glass-Steagal en USA. Lo que permitio a los bancos comerciales mezclarse con los deinversio (casinos) y las aseguradoras. Esta ley actuaba como firewall de los bienes que tenian valor en la economia fisica. Ahora, los elementos especulativos y la economia fisica esttan en la misma dimension, y los bancos quieren cambiar su papel sin valor por los bienes del estado. El juego final de esto es que cada pais en europa pague con sus viene al FMI.

La solucion pasa por lo que en USA se conoce como el Chapter 11: "bankrupcy reorganisation" o volver a poner Glass-Steagal en USA y en todo el mundo. De esta manera, una reorganisacion dela deuda permitria ver que deuda es basura y cual tiene valor. Pero esto significa la muerte del FMI y la City of London, por que ellos no producen ningun fisico, mas bien ... le dan a las maquinas de imprimir.

Para finalizar, quiero decir que hay que prepararse por que estas medidas de la EU van a traer hiperinflacion. Como uns se prepara: Oro y plata.

ElSrM dijo...

Interesantísimo escrito, Sr. Fernández. Los economistas V. Navarro y J. Torres también han estado explicando que estas medidas en realidad perjudicarán a la Economía general y al déficit a cuya reducción dicen querer ayudar.

No se oye nada de aumentar ingresos públicos para atajar el déficit público. Los técnicos haciendistas le dijeron al Gobierno que si les habilitaban para recuperar el fraude fiscal de las grandes fortunas conseguirían unos 240.000 millones de euros. Se les contestó que no. Comenzó la Agencia Tributaria a auditar las S.I.C.A.V. y el Gobierno les quitó la competencia, se la traspasó a la C.N.M.V. y se cancelaron las auditorías.

En realidad nuestro bajo nivel de gasto o inversion pública productivos nos está dañando. El Prof. Navarro estima en 74.000 millones de euros anuales lo que dejamos de invertir en nuestro Estado de Bienestar de acuerdo a nuestro nivel de desarrollo económico.

Cuando un partido político anuncia que va a gobernar en contra de su programa electoral debería someterse a algún tipo de reválida.

Cordialmente,

Anónimo dijo...

Leo tarde esta entrada, después de que las medidas se hayan concretado algo más y me parece un análisis muy claro. Alguien del gobierno debería tomar nota.