miércoles, 10 de octubre de 2007

APOSTAR SOBRE SEGURO

Se está dando desde hace meses, y de forma más a las claras, desde hace unas semanas, una batalla que unos años atrás todos la hubiésemos rechazado como mera hipótesis.
La confrontación entre el grupo Prisa y el zapaterismo, con los amiguitos de Madiapro como punta de lanza de los monclovitas.
Más allá de la pelea empresarial, los intereses económicos que bajo tal batalla hay, las pasiones futboleras que cada cual quiera alimentar, y las simpatías y/o coincidencias o discrepancias con unos o con otros, a mi modesto entender hay que diferenciar entre quienes son unos, y quienes son otros, desde el punto de vista ciudadano.
Mientras los “nuevos empresarios” zapateriles o bien son antiguos funcionarios del poder a quienes se está recompensando la fidelidad al asalto del Psoe y la posterior toma del poder gubernamental, a semejanza de lo que en el exclusivo ámbito económico se está haciendo con el “sol” CNMV y sus satélites “Intermomeytarios” o “sebastianeros”, otros, Prisa, a diferencia de los anteriores tienen acreditados servicios a este país que sobrepasan con creces las obligaciones que cualquier grupo empresarial haya asumido o pueda en el futuro asumir.
Prisa se adelanto, con “El País”, por muy poco a la democracia, la definió, la apoyó, la defendió, la ha venido adecuando al devenir de los años con el resto de las fuerzas políticas democráticas, es verdad que más con unos que con otros, y siempre que han tenido que optar entre intereses particulares, tan legítimos como el que más, e intereses nacionales, estos últimos son los que han primado.
Nunca he coincidido al cien por cien con su línea editorial y menos con su línea de negocios, he expresado donde he podido mis grandes diferencias respecto a su posicionamiento en temas de política social y económica, jamás he tenido interés personal alguno ni con la empresa ni con alguno de sus dirigentes o trabajadores, y aun así, o precisamente por eso, es por lo que hoy tengo absolutamente claro que si hay que tomar partido, no ya entre Mediapro o Prisa, sino entre Zapatero y Cebrian, todo demócrata bien nacido ha de tenerlo bien claro, su apuesta, mi apuesta, ha de ser por Prisa, Cebrián y su contrastado compromiso por la democracia.
Prisa, a diferencia de otros grupos de comunicación, ha hecho pedagogía democrática y ciudadana durante treinta años, los otros, hasta ahora, son meros acumuladores de poder y riquezas al calor de este pasajero y desnortado mandarín.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

no se puede publcar comentarios?

Andrés dijo...

Sigo con verdadera curiosidad e interés tus acerados comentarios con los que unas veces coincido y otras discrepo, pero siempre encuentro inteligentes. Entre los que coincido destaca tu visión sobre esa lacra que no ha caído y que denominas “intermomeytarios”.

Y me extraña que no señales nada sobre el depegue de otro de esos biensituados muchachos al que he tenido la oportunidad, triste oportunidad, de tratar hace un tiempo y que hoy creo milita en tu misma agrupación. Me estoy refiriendo al señorito Inurrueta, de nombre Alejandro, nombrado por mor de sus amistades, que no creo sus conocimientos, presidente de la Sociedad Pública de Alquiler, a no se que su gusto por el otro spa le haga merecedor de un puesto en la empresa de las mismas siglas. ¡Dios nos coja confesados!.

Y mientras ellos, y ellas, repartiéndose el botin...

Cándido Fernández dijo...

Sirva esta respuesta para Anonimo y para Andres. Anonimo no solo se pueden publicar comentarios, los que quieras y como quieras y si ademas das o me das caña mejor.
Andres que quieres que te diga, que este patrono de fundaciones subvencionadas por el ministerio de cultura, le han elegido para gestionar los pisos de los mangantes del ladrillo que ahora no pueden vender. Verás que poco tarda en pasarse a ACS, a FCC o cuyalquiera de esas ONG´s de "ladrilleros sin Fronteras".