martes, 11 de marzo de 2008

¡VISTA A LA DERECHA!......¡ARR!

Pasando de resultados electorales numéricos y puesto que estamos en tiempos de confusión, creo necesario recalcar dos obviedades.
Una, la acusación del PP por la cual el pasado gobierno de Zp ha sido el más radical, se supone que de izquierdas, que España ha tenido, acusación que de forma "goebbeliana", ha mantenido durante estos cuatro años, y dado que era falso ha tenido que repetirla insistentemente para darle visos de verdad, ha calado entre un número de electores más o menos templados que en 2004 no les votaron. Por ello el Psoe ha visto como el crecimiento en votos del PP multiplicaba por 4 el aumento propio y les obligó a presentarse en la pasada campaña como gente moderada, con rasgos sociales centrados, económicamente ortodoxos, patriotas tan de hojalata como el que mas, "regaladores" de derechos y excelentes gestores de las cuentas públicas, en otras palabras, la acusación les hizo pupa.
Obviedad numero dos: Visto lo anterior, vistos los resultados electorales por los cuales la izquierda externa al Psoe prácticamente ha desaparecido, reconocida la necesidad de tener apoyos parlamentarios tanto para el día a día parlamentario como para aquellas leyes o nombramientos que requieran mayoría cualificada, y vistas las primeras declaraciones de Zp, hay que concluir que: No quiere que se repita la legislatura bronca y encanallada y para ello está dispuesto a poner de su parte lo necesario para que el Pp se apacigüe,y la única forma de hacerlo es cediendo en temas a los que nunca renunciara la derecha española, educación, dineros e influencia de la iglesia en la sociedad.
¿Que significa lo anterior?. Pues obviamente que Zp va a girar mas a la derecha. La cuestión es cómo y con quien.
¿Cómo lo hará?. No comprometiéndose con nadie que le pueda apoyar de forma institucional. Ni PNV, ni CiU entraran a formar parte del gobierno, menos aún minoritarios de izquierda que tantos quebraderos de cabeza le han dado en la legislatura pasada, por su propia acción y por la campaña del PP, y buscando soportes puntuales para cada una de las iniciativas parlamentarias a las que atendiendo al color político de la misma, le corresponderá idéntico color del apoyo parlamentario complementario.
Pero....¿con quién lo hará?. Pues con todos aquellos que la necesidad política le imponga. En todos aquellos casos de leyes o iniciativas parlamentarias de contenido económico serán PNV y/o Ciu quienes se sumaran a los 169 votos del Psoe; en los escasos casos de iniciativas de claro contenido social, serán los fragmentados votos de la Izquierda del Grupo Mixto quienes soportaran la soledad, abundante, pero insuficiente de Zp en el Congreso.
Con el PNV no puede Zp llegar a pactos permanentes, pues antes o después se tropezaría con el anunciado "referéndum vasco", y ríanse Vd. de lo de España se rompe o de lo de Navarra no se vende, esta sí que sería gorda. Pero si Ibarreche renunciase a tal pretensión, extremo que no contemplo al menos hasta el final de la legislatura, ya que mientras tanto le serviría como moneda de cambio, y nunca mejor dicho, tal renuncia abriría el campo a los llamados, mal llamados aberzales, así que menudo negocio.
De otro lado los acuerdos permanentes con CiU son prácticamente imposibles a no ser que se asuma, como ya se asumió el coste de poder perder la Generalitat de Cataluña. Solo decir que una o dos llamadas de exploración, que al parecer ha realizado el ministro del Interior a algunos líderes de Ciu, ha provocado la queja dura e instantánea del PSC advirtiendo que impedirá todo movimiento que pudiera desestabilizar la composición del Gobern.
Por tanto estimo que ni PNV ni Ciu serán socios gubernamentales para Zp, pero si serán estos grupos los que de forma sistemática, sistemática contable, “off course”, posibilitarán el día a día parlamentario, y para aquellos casos en los que se necesite mayorías cualificadas, no les queda otro remedio que, o bien acudir al PP, o renunciar a sacar adelante aquellas leyes o reformas de las existentes para las que se necesite esa mayoría ampliada.
Y como la realidad ha confirmado que el cemento que une al PP, es verdad que en el dislate, es fuerte y resistente, no creo que la oposición, con guillotina o sin ella, cambie sustancialmente ni sus formas ni el fondo de sus posiciones. Como mucho aparentaran un ligero incremento en su responsabilidad sobre los llamados temas de Estado, pero en forma alguna reconducirán su extremismo a la moderación y a la sensatez que todos desearíamos. Los talibanes de las rotativas y de los confesionarios no se lo consentirán.
Por todo lo anterior, llevo dos días acordándome de la mili en la que, en mis tiempos, aquellos que situaban y ordenaban las formaciones y desfiles lo hacían de forma que solo se pudiese ordenar "vista a la derecha", nunca vista a la izquierda. Pues eso

1 comentario:

Más socialismo dijo...

Me adhiero casi por completo a tu análisis. Únicamente discreparía en una cosa. Y es que manteniendo la idea de que hemos perdido votos por el centro y de la clase obrera que ve a los inmigrantes como competidores (lo de Andalucía es evidente), la solución sólo puede ser: O ningún pacto de legislatura y apoyos concretos o (y nos la jugamos) un Pacto Completo (incluyendo algún ministerio) con CIU o PNV. Sé que hay que salvar muchas cosas: el "referendum vasco", las reticencias del PSC y la situación de Cataluña. Pero sería la mejor manera de "visualizar" ante los nacionalistas españoles (que hay muchos) la normalidad democrática y desmontar el antinacionalismo catalán o vasco.
Saludos y si puedes visitas mi blog:
www.socialismo-siglo21.blogspot.com