jueves, 2 de septiembre de 2010

LOS PERIPATETICOS/AS

Conozco a casi todos los diputados autonómicos madrileños, ellos y ellas, que han manifestado su apoyo a la Trini. A unos, personal y políticamente, y a otros solo en su trayectoria política, y a otras dos, nada de nada, pero la inmensa mayoría de ellos comparten una característica común, o llevan instalados en el correspondiente sillón de la Asamblea de Madrid más legislaturas que la propia Asamblea de Vallecas, o provienen de otros sillones municipales o de la administración central. En pocas palabras muchos de ellos llevan tantos años en los pesebres, que en caso de perderlos les sucedería lo que a esos astronautas que se pasan meses en el espacio, que a su vuelta a este nuestro mundo no pueden ni caminar. Cierto es que más de uno, por su edad, debiera haberse jubilado hace ya algún tiempo, que aunque la vida del diputado es placida algunos no están ya ni para sopitas.
Como en todo grupo la variedad es grande. Permítanme agruparlos por la adscripción política que últimamente habían practicado.
Leguinistas devenidos en tomaseros: Adolfo Navarro con casi nueve trienios de disfrutar de sillones varios, de los cuales casi tres como diputado en la Asamblea Madrileña, samarkandeño de primera hora. Enrique Echegoyen, al igual que el anterior ha gozado de 28 años de sillón político, bien en lo municipal, en los gobiernos de Leguina o como ahora que llevará ocho años de diputado. Paco Hernández diputado desde 2003, y José Luis Pérez Raez ex alcalde de Leganés, habiéndolo sido de 1991 a 2007. Desde entonces diputado autonómico.
Leguinistas “fichados” por el acostismo: Lucas Fernández, decano de los diputados madrileños, diputado desde 1987, fue Consejero de Sanidad con Leguina. Francisco Contreras concejal del Ayto. de Madrid de 1983 a 1991 y diputado desde 1994 a la actualidad.
Acostistas-simanqueros anti-Tomas: Joaquín García Pontes, concejal del Ayto. de Madrid de 1983 a 2007, desde entonces, diputado autonómico. Iván García Yustos, concejal en el ayuntamiento de Móstoles de 1995 a 2007, diputado desde 2007. Javier Gómez, diputado autonómico desde 2003. Mª Ángeles Martínez, diputada desde 2003. Modesto Noya, diputado desde 1995. Andrés Rojo, concejal del Ayto. de Madrid y diputado autonómico desde 2003. Oscar Blanco, colocado en el ayuntamiento de Pinto desde el 2003, diputado desde 2007.
Simanquistas anti-Tomás: Cesar Giner, diputado desde 2007, portavoz de la plataforma anti-Tomas Gómez. Ruth Porta, concejala del Ayto. de Madrid de 1995 a 2003, diputada desde entonces, senadora por la Comunidad de Madrid.
Simanquista ex-balbasiano: José Antonio Díaz diputado autonómico desde 2003. Contrincante de Simancas en el congreso regional del 2000.
“Castrista”, sector Pedro: Carmen García Rojas, concejala en Getafe de 1983 a 1999, desde entonces diputada autonómica.
Diputados “no adscritos” (para mí): Virginia Aranda: colocada en los aytos. de Alcorcón y Parla desde 1991 a 2004, desde entonces diputada autonómica. Mercedes Díaz seguidora de Adolfo Navarro, cuatro años de diputada. Dolores Rodríguez Gabucio, diputada desde 1999. Pilar Sánchez Acera concejala del Ayto. de Alcobendas de 1999 a 2007, diputada desde entonces. Y finalmente las diputadas de la actual legislatura Mercedes Lezcano y Yolanda Villavicencio, a las cuales no conozco.
Como pueden comprobar son parte de la flor y la nata de los supervivientes más longevos de la política progresista madrileña. Por ellos no pasan los cambios, ellos y ellas se suben, lo mismo les da a qué jumento, sea este bípedo, cuadrúpedo o como es el caso de hoy día, a una nueva posibilidad de permanecer en sus chollos cargando con la Trini. Ya ven, ideología pura y coherencia plena.


P.S.: La foto que acompaña estas letras es la que se censuró ayer en toda la prensa nacional. ¡Que careto el de Heidi, perdón, Trini!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Cándido:Eres total. Hace tiempo que me rio tanto.
Un abrazo

global dijo...

¿y por qué no hablas de la trayectoria de los que apoyan a Tomás?
Un poco sectario pareces ¿o lo eres?